¿Puede afectar el coronavirus a la retirada de los deportistas?

0
64

POR: 

MADRID.- El confinamiento debido a la pandemia del coronavirus afecta a la mayoría de los aspectos de la vida. También, obviamente, a los deportistas. Aunque estos parezcan, a veces, alejados del día a día, estas semanas les pueden hacer replantearse su futuro y en algunos casos trasladar su mente a cómo será su retirada; ese ‘día D’ en sus carreras.

Julio García Mera, presidente de la asociación ‘El último vestuario’, dedicada a la investigación y ayuda a la retirada deportiva, y excapitán de la selección española de fútbol sala, junto con María Fernández Ostolaza, psicóloga y vocal de la asociación además de exgimnasta rítmica, analizan en ‘#JugamosEnCasa’, de la Agencia EFE, la mente de los deportistas durante esta cuarentena.

Pregunta: La Asociación ‘El Último Vestuario’ ponderáis la retirada de los deportistas. ¿Cree que esta situación de retiro obligado ayuda a pensar en la retirada porque se está viendo la vida de otra manera?

María: Sí. Nosotros nos creemos que pensar en la retirada deportiva se puede planificar mientras estás muy activo y muy atrás; es algo que merece la pena. Hay que programar lo que supone la retirada porque muchas veces el propio duelo merece la pena estudiarlo, hablarlo, y obviamente es un momento donde podría haber retiradas precipitadas o imprevistas.

P: Usted, Julio, es el autor del libro ‘Cuando el deporte te abandona’, ¿cree que hay muchos deportistas que están pensando en que su carrera se acaba pronto?

Julio: Este confinamiento hace que te veas obligado a reflexionar sobre las situaciones similares a como cuando estás lesionado, que es cuando ves el abismo. Es la recta final del deportista, pero el principio de la otra vida que hay que preparar y que hay que entrenar.

P: El miedo a la incertidumbre, ¿no?

M: Sí, es una de las cosas que más que hay que aguantar ahora. En el deporte está todo muy reglado, se sabe cuándo se empieza, cuándo se acaba, los horarios… y una de las cosas que decimos los deportistas cuando nos retiramos es qué hacer con ese horario tan estructurado. Precisamente la situación actual es que se nos ha reestructurado todo, incluso a los deportistas; aguantar este envite sería bueno para organizar y pensar antes de precipitar una decisión inadecuada.

P: Usted que estuvo tantos años en el deporte profesional con el fútbol sala sabrá de la ansiedad que provoca esta situación.

J: Efectivamente. En nuestro grupo de trabajo está Pablo Villalobos, el único que sigue en activo, que trabaja con superatletas, y el último día que bromeamos porque le decía que tenía que estar como un tigre enjaulado. Él está acostumbrado a hacer maratones y de repente ve que no puede o incluso no tiene material suficiente.

También es cierto que, en esta adversidad, aunque no trabajes el cuerpo tienes que trabajar la mente, que a veces los deportistas nos olvidamos de ella y es la más importante de todas nuestras herramientas.

P: También es de valorar que los deportistas profesionales se están rebajando el sueldo y ayudando en todo lo que pueden.

M: Es un escenario en el que lo que ha pasado es que ha habido un cambio radical de prioridades, tanto las mías como las sociales, y cuando esto pasa es muy difícil de aceptar. Para mí el ejercicio ha sido un ejercicio de aceptación y luego de adaptación. Es muy parecido a veces a ejercicios mentales que hacemos durante la competición. Ha habido buenos ejemplos de esto, a algunos les ha costado un poco más, sobre todo en el deporte olímpico porque tiene unos años de caducidad y uno no compite igual con diferentes años.

P: En el libro ‘Cuando el deporte te abandona’ hablaba con muchos deportistas acerca de sus retiradas. Por poner un nombre propio, ¿qué puede pensar un personaje fascinante como Jesús García Bragado, que está preparando unos Juegos Olímpicos con 50 años, cuando ve que estos se aplazan un año?

J: Yo creo que estamos hablando de alguien inmortal (ríe), vendría a ser justo lo contrario. A alguien mentalmente tan fuerte esto no le va a afectar, él no tiene techo; su límite está en su cabeza. Es de esos deportistas que, a veces lo hablamos internamente, son para quitarte el sombrero, si pasaran a tu lado te levantarías y le aplaudirías con todo el corazón del mundo.

M: Yo creo que, en el caso de Suso, es un deportista que se conoce tan bien a sí mismo que el exterior no le influye de la misma manera.