August 8, 2020

País Distinto Press

¡La Verdad Hecha Palabra!

Pruebas de función corporal y su papel en la prevención de enfermedades no transmisibles

SANTO DOMINGO. Las enfermedades no transmisibles (ECNT) o crónicas son afecciones de larga duración con una progresión generalmente lenta. Entre ellas se encuentran: la diabetes, hipertensión, hiperlipedemias, sarcopenia, cáncer y enfermedades respiratorias crónicas.

Dada la importancia del tema y con el fin de apoyar su prevención, Richard Marine, nutriólogo clínico de Nutrimed (Medicina del Ejercicio), señala que estas enfermedades se pueden prevenir manteniendo los parámetros de salud dentro de los niveles de referencia óptimos.

En ese sentido, explica que las ECNT ocasionan la muerte de 40 millones de personas cada año, lo que equivale al 70 por ciento de los decesos que se producen en el mundo.

Otro dato que explica el especialista es que por las ECNT son enfermedades de larga duración, es decir, que una vez el paciente las contrae puede acompañarlo durante el resto de su vida, “estas surgen de una combinación de factores ambientales, comportamentales, genéticos y fisiológicos”.

Algunos datos importantes emitidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), revelan que cada año mueren 15 millones de personas de entre 30 y 69 años; más del 80 por ciento de estas muertes “prematuras” ocurren en países de ingresos bajos y medianos.

Las enfermedades cardiovasculares constituyen la mayoría de las muertes por ECNT (17,7 millones cada año), seguidas del cáncer (8,8 millones), las enfermedades respiratorias (3,9 millones) y la diabetes (1,6 millones).

Por igual, estos estudios sostienen que el consumo de tabaco, la inactividad física, el uso nocivo del alcohol y las dietas malsanas aumentan el riesgo de morir a causa de una de las ECNT. La detección, el cribado y el tratamiento, igual que los cuidados paliativos, son componentes fundamentales de la respuesta a las ECNT.

¿Cuáles son esos parámetros de salud?
Son un conjunto de pruebas que se denominan Índice de Fitness y/o Pruebas Funcionales. Este índice es el que debemos medir y regular para poder prevenir de manera consciente las enfermedades crónicas.

-Frecuencia cardiana en reposo: es el número de veces que se contrae el corazón durante un minuto (latidos por minuto).

-Presión arterial: es la medición determinante para la hipertensión.

-Glicemia: es la medición determinante para la diabetes.

-Por ciento de grasa corporal e índice de masa corporal (IMC): los niveles elevados de esta medición son los que nos hablan de obesidad y su clasificación.

-Relación cintura cadera: se usa como predictor de síndrome metabólico, el cual es la antesala de las ECNT.

-Metabolismo basal: mide la cantidad de calorías que el cuerpo consume en reposo. La importancia de esto es para saber las cantidades mínimas de calorías diarias que se debe consumir en un día. Y su regulación está asociada a la pérdida de peso.

-Capacidad cardio respiratoria (VO2 max): es el estándar como predictor de evento cardiovascular. Es la cantidad máxima de oxígeno que el organismo puede absorber, transportar y consumir en un minuto, esta medición nos permite saber cuál es el riesgo que tenemos de presentar algún evento cardiovascular ante el ejercicio y en que niveles de frecuencia cardiaca nos debemos mantener durante la práctica de ejercicio de manera segura. Además de que nos ofrece las zonas de entrenamiento, que nos sirven para poder realizar los programas de actividad física de manera más consiente y precisa.

-Fuerza: su medición está estrechamente asociada al diagnóstico de la sarcopenia (pérdida de masa corporal).

-Resistencia: nos permite saber el esfuerzo que podemos soportar durante un periodo de tiempo, su regulación está orientada al mejor desempeño cardiorespiratorio.

-Elasticidad: está relacionada con la capacidad para realizar las actividades físicas diarias.

Consejos
Estas prevenciones vienen acompañadas de algunas recomendaciones como: tomar suficiente agua, hacer actividades físicas, seguir un horario regular de tres comidas y dos meriendas, controlar las porciones de los alimentos, no fumar, no consumir alcohol, ingerir frutas, vegetales y tener una higiene con los alimentos y los utensilios donde se guardan.

Shares