Oscurecimiento de parte posterior del cuello, alerta de prediabetes: experto

0
94
  • POR: 
  • MÉXICO.- Las personas con obesidad que, en ocasiones, presentan oscurecimiento de la parte posterior del cuello son candidatos a realizarse una prueba de prediabetes, dijeron este sábado especialista en un Congreso médico en esta ciudad.

    El nombre clínico de este padecimiento es acantosis nigricans y es una “señal de alarma” ya que significa que el páncreas está teniendo un funcionamiento anómalo, explicó el doctor Rubén Silva, especialista en medicina interna y endocrinología con especialidad en diabetes y metabolismo, durante el XXXI Congreso Nacional de Diabetes.

    “En estados previos a la diabetes aparece un fenómeno de resistencia a la insulina, este fenómeno se traduce en que el páncreas está produciendo una cantidad excesiva de insulina y eso se ve reflejado a nivel de la piel”, apuntó.

    La prediabetes es un diagnóstico oportuno de factores que indican que la persona tiene un elevado riesgo de desarrollar diabetes, pero aún se encuentra a tiempo de prevenirla o retrasar que aparezca en edad temprana.

    “Para tener prediabetes uno debe tener la glucosa alta pero no tanto para caer en el criterio de diabetes”, explicó el especialista quien añadió que las personas suelen ignorar varios factores de riesgo.

    Personas con niveles de glucosa de entre 100 y 125 mg/dl tienen entre un 6 % y 9 % de desarrollar diabetes al siguiente año y entre 140 y 199 mg/dl hay un riesgo de entre 5 % y 10 %, explicó Silva.

    Ante tales mediciones, el médico recomendó que los familiares directos de personas con diabetes sean los primeros en realizarse una prueba de prediabetes y cambiar su estilo de vida.

    Una de esas pruebas es la “Finnish Diabetes Risk Score”, donde a través de puntos se evalúa la edad, el índice de masa corporal, el perímetro de la cintura, la actividad física, el tipo de alimentación, la presión arterial, la herencia genética y los niveles de glucosa.

    El diagnóstico, además, debe incluir estudios de laboratorio para medir el colesterol, los triglicéridos y el ácido úrico.

    El especialista aseguró que el Instituto Nacional de Nutrición en México realizó una prueba en 10.000 trabajadores con una edad promedio de 42 años.

    Los datos que arrojó el estudio fue que si una persona tiene más de 50 años y su cintura mide más de 93 centímetros en mujeres y 100 en hombres, hay signos de hipertensión y son sedentarios “los riesgos de tener prediabetes son elevados”.

    Otros factores de riesgo que pueden derivar en prediabetes son las mujeres con estado de ovario poliquístico, diabetes gestacional, madres con recién nacidos de más 4 kilogramos y dislipidemia.

    Según la Encuesta Nacional de Salud en México, la diabetes tiene mayor prevalencia en las mujeres (10,3 %) que en los hombres (8,4 %). Esta tendencia se observa tanto en localidades urbanas (10,5 % en mujeres y 8,2 % en hombres) como en rurales (9,5 % en mujeres, 8,9 % en hombres).

    “La diabetes es una carga para la familia y el paciente, genera costos, consultas y adecuaciones a la dinámica familiar, también para el sistema de salud y afecta el entorno personal. toda esta dinámica se puede prevenir”, dijo. EFE