September 24, 2020

País Distinto Press

¡La Verdad Hecha Palabra!

Leonel Fernández: el ocaso del último caudillo

NICOLAS MATEO

EL AUTOR es comunicador y político. Reside en Santo Domingo.

El estratega de campaña de Luis Abinader, el colombiano Mauricio de Vengoechea, reveló que su contrato como asesor del ex presidente Leonel Fernández finalizó cuando le aconsejó a éste que debido a que había sido 3 veces presidente y con un prestigio internacional ganado, lo recomendable era que no se presentase por una cuarta postulación, y en vez de hacerle caso le rescindió el contrato que muchos años habían sostenido.

Fernández no solo ha sido 3 veces presidente, sino que otras 3 veces ha intentado ser candidato para seguir siéndolo. En el 2012 formó un grupo de ingenieros constitucionalistas que buscaban afanosos una interpretación de la Carta Magna que le permitiese al entonces mandatario buscar un cuarto período y una tercera repostulación. Para tales fines movilizó por todo el país a todos sus seguidores en la búsqueda de 2 millones de presuntas firmas de apoyo a su intención continuista.

En un show digno de los mejores espectáculos del mundo, convocó a miles de seguidores al Centro Olimpico Juan Pablo Duarte, donde mostró decenas de formularios donde presuntamente firmaban 2 millones de personas  que pedían a gritos su repostulación, para terminar en un discurso lleno de sofisma declinando,  como un perdona vida, a aspirar nuevamente.

Transcurrido el cuatrienio 2012-2016 arrancó una campaña a destiempo bajo la premisa de que ¨soplaban los vientos¨, en procura de volver a ser candidato del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), pero los vientos fueron huracanados en su contra y por segunda vez tuvo que declinar en sus aspiraciones al imponerse la realidad de que el presidente Danilo Medina era la mejor carta de triunfo de su Partido, lo que produjo una reforma constitucional que posibilitó su repostulación.

Inmediatamente pasan las elecciones de 2016, el ex presidente Fernández arranca con sus labores proselitistas buscando por tercera vez ser el candidato de su Partido, y bajo la imaginación de que el presidente Medina  estaría fraguando otra repostulación se convierte en el más acérrimo opositor de su propio gobierno y empieza una labor conspirativa desde el Congreso Nacional primero con pronunciamiento de legisladores partidarios de su causa y luego convocando turbas para protestar supuestamente en defensa de la Constitución, cuando en verdad era una simple lucha política por el poder. Además de ofrecer múltiples declaraciones donde acusaba al presidente Medina de querer instaurar una dictadura en el país. Esos vientos trajeron los lodos posteriores

Esa labor conspirativa llevada a cabo por Fernández desató los demonios a lo interno del PLD y provocó que las fuerzas internas adversas se unificaran para enfrentarlo en las primarias de la organización y fue derrotado en las elecciones del 6 de octubre de 2019. Sin presentar ningún tipo de prueba denunció un fraude, primero presuntamente hecho por un hacker, ruso, después se culpó a un hacker hindú, mas luego al hijo de un reconocido periodista dominicano, para luego decir  que mediante un famoso algoritmo fue que se produjo la alteración de la votación.

Como estaba pre planificado, el doctor Leonel Fernández termino dividiendo y marchándose de su partido, no por razones ideológicas, no motivado por diferencias de principios, se fue sencillamente por no ser favorecido con una candidatura.

Es bueno precisar que a lo largo de los años en el PLD, como en los demas partidos del sistema, se ha denunciado fraude en los procesos internos. En el 1995 el doctor Euclides Gutiérrez denunció haber sido victima de un fraude, pero no se fue de la organización, en 1999 Jaime David Fernández y sus seguidores aseguraron que fueron derrotados con fraude, pero no se fue de su partido, y el mismo presidente Medina en el 2007 dijo que había sido vencido por el Estado, y tampoco abandonó esa formación política.

La realidad es que los resultados de las elecciones del pasado 5 de julio desmienten la ocurrencia de un fraude en las primarias del 6 de octubre, ya que el  candidato ganador en esa contienda, licenciado Gonzalo Castillo superó por un millón 300 mil y picos de votos al ex presidente Fernández, que su partido obtuvo aproximadamente 5%, un poco mas de 200 mil votos, perdiendo así mas de 650 mil votos con relación a las elecciones internas.

La realidad es que el doctor Leonel Fernández encarna al viejo caudillo dominicano, una forma de liderazgo  que se pensaba ya superada con la desaparición física del 7 veces presidente, doctor Joaquín Balaguer.

El caudillismo llegó a su fin, pero el exmandatario parece no darse cuenta. Es una forma anacrónica y desfasada de ejercer la política, ya que el país no busca un predestinado, un Salvador, un mesías, y al no entenderlo,  seguro veremos al señor Fernández en el 2024 intentado por séptima vez ser aspirante a la presidencia de la República.

Fuente: almomento.net
Shares