Un juez brasileño emite un fallo que puede liberar al expresidente Lula

0
154

El expresidente cumple una condena de 12 años de prisión por corrupción y lavado de dinero.

El juez Marco Aurélio Mello, del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, emitió este miércoles una medida cautelar que podría poner en libertad al expresidente Luiz Inácio Lula Da Silva, que cumple una condena de 12 años por corrupción pasiva y lavado de dinero.

El fallo establece la liberación de todos los presos condenados en segunda instancia hasta que las sentencias sean confirmadas por tribunales superiores. No obstante, pone como excepción aquellos presos considerados peligrosos o cuando sea preciso mantenerlos en detención para asegurar el orden público o las investigaciones.

La decisión se basa en un artículo 283 del Código de Proceso Penal, que establece que una pena de prisión solo puede comenzar a ejecutarse tras el llamado «tránsito en juzgado», es decir, cuando se terminan todos los procesos de apelación. El fallo puede ser suspendido por el presidente del STF.

En ese marco se inscribe la situación del expresidente, histórico líder del Partido de los Trabajadores (PT), y encarcelado en la prisión de Curitiba (Paraná), ya que todavía está pendiente de varias apelaciones en tribunales superiores, por lo que la medida le podría beneficiar. Actualmente, Lula es investigado también por otros cinco procesos por la justicia brasileña.

Mello precisó que la medida deber ser solicitada por los abogados de los detenidos. La presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, anunció a través de su cuenta de Twitter que ya se ha solicitado la liberación del dirigente político.

Condena

Desde el pasado 7 de abril, Lula permanece preso en el marco de la megaoperación conocida como Lava Jato, que reveló una trama de corrupción alrededor de la empresa estatal Petrobrás y los sobornos que pagó la constructora Odebrecht.

A él se le acusó de aceptar un lujoso departamento triplex, frente a la playa, en el Condominio Solaris, en Guarujá (municipio del estado de San Pablo), a cambio de beneficiar a la constructora OAS en sus contratos con la estatal petrolera. Sin embargo, durante todo el procedimiento no se pudo probar que tuviera vínculo alguno con la propiedad.

De hecho, esto fue reconocido por algunos de los jueces que votaron en segunda instancia su condena, asegurando que lo hacían sin pruebas pero con «convicción».

La Fiscal responde

Por su parte, la Fiscal General, Raquel Dodge, dijo haber sido informada de la decisión y destacó que tomará las medidas judiciales pertinentes. «El inicio del cumplimiento de la pena después de las decisiones de los tribunales de segunda instancia es compatible con la Constitución Federal», recordó.

Bolsonaro

La cautelar dictada este miércoles se produce tan solo dos semanas antes de que el presidente electo, Jair Bolsonaro, asuma el poder, el próximo 1 de enero, y cuente en su equipo con el juez Sergio Moro, como ministro de Justicia.

Este último cobró una enorme visibilidad mediática por ser el responsable del encarcelamiento de Lula en primera instancia y también por su labor a cargo de la Operación Lava Jato.

El accionar del magistrado impidió que el exobrero y dirigente sindical metalúrgico, principal favorito para las presidenciales de octubre pasado, se pudiera presentar. Esto allanó el camino para el triunfo de Bolsonaro que decidió premiar a Moro con un lugar en su gabinete.

ACTUALIDAD.RT.COM