22 C
Santo Domingo
sábado, marzo 6, 2021

Hillary, desafiante y terrenal

HIJA DE CLASE MEDIA de la posguerra y con antepasados migrantes de diversos orígenes, emergió de un ambiente social donde desde edad temprana supo crearse un formato de reciedumbre que permitió que en todos los espacios donde se hizo presente se le reconocieran sus cualidades innatas de liderazgo.

Mientras su padre se encargaba de un pequeño negocio con cuyos limitados beneficios alimentaba a su familia, su madre atendía el hogar cuidando de su hija y de sus otros dos vástagos, luchando contra el duro recuerdo de su progenitora que la abandonó cuando ella apenas tenía tres años y de su padre a quien vio pocas veces en su vida. De tradición metodista, Dorothy y Hugh tuvieron que batallar a diario para ganarse la vida. Ella –demócrata fanática- enseñó a sus críos que nadie era mejor ni peor que otra persona, que no se debía discriminar a la gente por raza o creencias y que la hipocresía y la arrogancia moral de muchos norteamericanos les resultaban detestables. Él –republicano radical– no aceptaba el despilfarro en su casa y temía mucho regresar a la pobreza en que vivió junto a su familia en los duros años de la Depresión.

Así era el cuadro familiar de Hillary Rodham cuando nació el 26 de octubre de 1947, hizo el pasado miércoles sesenta y nueve años. Tres cualidades comenzaron a germinar en ella desde su infancia: liderazgo, seguridad en sí misma y buenas lecturas. En quinto grado de la primaria le llamaban marimacho porque en su grupo que “tenía a los chicos más incorregibles de toda la escuela” ella era la seleccionada por su profesora para poner el orden. Ya en sexto, fue nombrada capitana de la patrulla de seguridad, un cargo tan importante en su escuela que no solo los estudiantes sino hasta los padres le mostraban respeto.

En 1960, cuando ella apenas tenía trece años, Kennedy ganó las elecciones presidenciales a Nixon. Su profesor de ciencias sociales se presentó en su curso al día siguiente de las votaciones, asegurando que en su mesa había ocurrido un fraude electoral alterando la lista de votantes. Ella quedó escandalizada con la historia, por lo que decidió junto a una amiga ofrecerse de voluntaria para evaluar el registro de electores al sur de Chicago. Encontró un solar yermo registrado como dirección de varios votantes; se fue a un bar a preguntar a los parroquianos si conocían a personas de su lista que se decía vivían en el lugar; de algunas viviendas que visitó en sus indagaciones la echaron a gritos, hasta que su padre, alarmado por lo que había hecho sin su consentimiento, la hizo desistir del propósito. “Kennedy será presidente tanto si nos gusta como si no”, le dijo Hugh quien como buen republicano había echado su voto por Nixon.

Estaba frente a la pantalla del televisor con sus amigas la noche en que Los Beatles actuaron en el “Show de Ed Sullivan” el 9 de febrero de 1964, apasionada por su beatle favorito Paul McCartney, y asistió al concierto que los Rolling Stones ofrecieron a casa llena en el McCormick Place de Chicago en 1965, cuando “Satisfaction se convirtió en un himno que supo captar la angustia adolescente de todo tipo”. Muchos años después, ya como primera dama de su país, conoció a sus ídolos de juventud –Paul, Mick Jagger– y entonces se mostró indecisa de si darles la mano o ponerse a dar saltos y llorar.

Adolescente y ya estaba al frente de las principales organizaciones de su escuela, al igual de como ocurriría luego en la universidad. Cuando la crisis juvenil de los sesenta en Norteamérica provocó la división de los estudiantes en grupos según forma de vestir o de pensar, ella fue elegida en el instituto del barrio donde residía para presidir el Comité de Valores Culturales, cuyo propósito era defender los valores del pluralismo, el respeto mutuo y la comprensión. Esa tarea le permitió aparecer por primera vez en la televisión, en un programa de entrevistas, cuando apenas contaba con 16 años de edad.

Desde entonces, Hillary Rodham comenzaría, sin saberlo, su carrera política. Gustaba de provocar debates escolares sobre la paz mundial, los resultados del béisbol o lo primero que le ocurriese. Se presentaba como candidata para presidir el consejo escolar o el liderazgo de su curso, y ganaba. Era activa colaboradora, hasta en la limpieza del altar, de la iglesia metodista. Se hizo dirigente de los Jóvenes Republicanos, y con un vestido de vaquera y un sombrero de paja se echó a la calle a promover la candidatura presidencial de Barry Goldwater en 1964. Fue entonces cuando produjo en su escuela, con 17 años de edad, un debate presidencial simulado, donde ella hizo el papel de Lyndon B. Johnson, que no era su candidato, a instancias de un profesor que quiso llevarle la contraria sin sospechar que, desde ese día, ella comenzaría a alejarse de los republicanos como su padre y a entender las perspectivas políticas de los demócratas. En 1969, ya con 22 años, se graduaba en Wellesley y su promoción fue llamada “La clase de Hillary” y ciertamente lo era. Ella había liderado a su generación y había sembrado con ella la semilla de sus propias convicciones. Por eso, sus profesores y sus compañeros la eligieron para pronunciar el discurso de graduación, donde dejó atónita a su audiencia cuando se pronunció en términos muy diferentes al senador republicano que figuraba como orador invitado del acto. Defendió el derecho a la protesta, habló sobre el desfase entre lo aprendido en las aulas y la realidad que le esperaba, dijo que había que fundar experiencias nuevas en la cultura política norteamericana, que había que vencer el miedo a la disidencia, y vaticinó los cambios y las decisiones a las que se enfrentaría su generación en los finales del siglo veinte.

Martin Luther King estaba en los púlpitos y en las carreteras desafiando el viejo orden y ella entonces comenzó a darse cuenta que había líneas de falla en la política y en los derechos humanos de Estados Unidos. Poco a poco, se hizo militante por los derechos civiles y comenzó a combatir la guerra en Vietnam. Dejó de ser una chica Goldwater para respaldar a Eugene McCarthy, el senador demócrata de Minnesota que competía por la presidencia con Johnson. Y al día siguiente del asesinato de Luther King ella, indignada, desfilaba en la manifestación de protesta que se organizó en Boston. Fue el momento en que comenzó a relacionarse en serio con los afroamericanos. Ya era una dirigente política de vanguardia.

Cuando en junio de 1968, Robert Kennedy era también asesinado –el Norte estaba entonces más revuelto y brutal que nunca antes- discutió con sus amigos si tenía valor alguno hacer militancia política. Ella escribió hace unos años su parecer, como si acaso estuviese viviendo en los días de hoy: “En aquel tiempo hablamos mucho, y lo seguimos haciendo en los años siguientes, sobre si la acción política merece la pena a pesar del dolor y de la lucha constante que implica. Y entonces, como ahora, decidimos que sí, que merecía la pena, aunque sólo fuera para mantener ‘a los otros tipos’ lejos del poder”. Y sentenciaba entonces, tantos años antes de ser una gran personalidad de la vida política norteamericana que “el desafío es practicar la política como el arte de hacer posible lo que parece imposible”.

Mientras, Hillary Rodham –desafiante y terrenal- ya era para entonces una lectora consumada. Los libros de T. S. Eliot, Dostoievski y E.E. Cummings, entre otros muchos, creaban una pasión que luego compartiría con quien sería, poco más tarde, su único gran amor.

(Continuará…)

www.jrlantigua.com

Libros. Otras pistas
La tradición política norteamericana. Y los hombres que la formaron. Richard Hofstadter

Fondo de Cultura Económica, 1984373 págs.

Un libro que generó en su tiempo una severa polémica en Estados Unidos. Publicado originalmente en 1948, destrona los mitos políticos norteamericanos y pone de cabeza –de Jefferson a Roosevelt- a personajes, ideas y tradiciones políticas.

Casi un pueblo elegido. El desafío moral americano. Walter Nicgorski / Ronald Weber

Ediciones Las Paralelas, 1978. 206 págs.

Antología de ensayos de reconocidos intelectuales procedentes de las más prestigiosas universidades de Norteamérica: Yale, Harvard, Notre Dame, Rutgers…que ayuda a entender los valores y las dimensiones de esa gran nación.

La verdadera guerra. La tercera guerra mundial ha comenzado… Richard M. Nixon

Planeta, 1980. 351 págs.

Cuando Nixon creía que la tercera guerra había comenzado y sus contendientes eran EUA y la URSS. Un libro que, a pesar de su distancia de años y cambios, sigue siendo un referente de todo lo que vino después.

Los Kennedy. Mi familia. Edward M. Kennedy

Ediciones Martínez Roca, 2011. 607 págs.

“Unas memorias profundamente conmovedoras”, llamó a este libro The New York Times. El menor de los nueve hermanos Kennedy nos introduce en el seno de su legendaria familia. El relato definitivo sobre el clan familiar más carismático de la historia.

La audacia de la esperanza. Barak Obama

Vintage Español, 2007. 385 págs.

Las reflexiones del casi saliente presidente sobre cómo restaurar el sueño americano. Escrito y publicado cuando aún era senador demócrata, esta obra avanza aspectos del proyecto político que desarrollaría en su mandato Barak Obama.

Related Articles

Se repite incoherencia y falta de ética del Gobierno con firma de Pacto Eléctrico con exclusión de sector social.

El Gobierno del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y de Luis Abinader no se detiene en promover y vender una falta de coherencia que ahora...

Confirman condena a Johnson & Johnson por implantes vaginales en Australia

POR:  AGENCIA EFE Sídney.- El pleno del tribunal federal australiano confirmó este viernes un fallo que ordenó una indemnización millonaria a un grupo de mujeres...

Condenan a 14 años de prisión a exjugador de NFL por violaciones y otros delitos sexuales

POR:  AGENCIAS ESTADOS UNIDOS.- Un juez condenó el miércoles al exjugador de la NFL Kellen Winslow II a 14 años de prisión por violaciones y...

Latest Articles

Se repite incoherencia y falta de ética del Gobierno con firma de Pacto Eléctrico con exclusión de sector social.

El Gobierno del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y de Luis Abinader no se detiene en promover y vender una falta de coherencia que ahora...

Confirman condena a Johnson & Johnson por implantes vaginales en Australia

POR:  AGENCIA EFE Sídney.- El pleno del tribunal federal australiano confirmó este viernes un fallo que ordenó una indemnización millonaria a un grupo de mujeres...

Condenan a 14 años de prisión a exjugador de NFL por violaciones y otros delitos sexuales

POR:  AGENCIAS ESTADOS UNIDOS.- Un juez condenó el miércoles al exjugador de la NFL Kellen Winslow II a 14 años de prisión por violaciones y...

Miss Universo volverá a celebrarse en mayo, tras pausa por Covid-19

POR:  AGENCIA EFE NUEVA YORK.- El concurso de Miss Universo, en el que se premia la belleza de mujeres jóvenes representantes de distintos países, volverá...

¿Por qué existe ya una vacuna anticovid y aún esperamos una contra el VIH?

OR:  AGENCIA EFE COLOMBIA.- La rapidez sin precedentes con la que se han desarrollado las vacunas anticovid ha puesto otra vez sobre la mesa un interrogante:...