28.9 C
Santo Domingo
jueves, octubre 22, 2020

Contacto

    Nombre (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Asunto

    Mensaje

    Fin de una larga guerra en Colombia

    Si la vida tiene un final, el hombre tiene que tomar la decisión de un final para la guerra.

    ¿Con qué espejo veo este mundo? ¿Con qué espejo veo esta gran circunstancia? Pienso con el espejo de Huidobro, Octavio Paz o Borges.

    En la profundidad de la selva amazónica suenan unos tambores. Cada toque de los cueros en la jungla representa un mensaje difundido en lenguaje aborigen. La rítmica sonoridad de los alegres atabales cruza montañas, vadea ríos y hiende su fin en los mares de Cuba. La danza de la guerra, de muertes y de sangre ha terminado.

    La oquedad de la Amazonia desde el Bajo magdalena pasando por el valle del río César hasta La Guajira ya no se escuchará más el tronar de los tableteos de las ametralladoras; ahora se comienza a bailar la hermosa danza de los indios Farolas en honor al dios Sol que fertiliza la tierra sin el ominoso abono de los humanos cadáveres de colombianos, señales desgarradoras de una guerra que se volvió odiosa, larga e insoportable.

    Esa guerra de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP) se tornó antipática. Es posible que haya surgido como una inspiración de sus principales líderes provocada por el espíritu guerrero del cacique colombiano Calarcá, «legendario guerrero de los pijaos» contra la colonización española, como lo narrado por el escritor Jaime Lopera Gutiérrez en su magnífica obra de carácter histórico titulada «El cacique Calarcá». Como se puede apreciar en la obra citada, aquella guerra a mediados del siglo XVII tuvo en el territorio colombiano diferentes motivaciones.

    Las guerras, cualquiera que sea el motivo que las cause, siempre dejan consecuencias humanas y materiales indeseadas, además de los efectos psicológicos en la población afectada que permiten igualmente lesiones permanentes y, podemos decir, que el conflicto entre las FARC-EP y las fuerzas regulares del ejército del Estado colombiano no fue distinta a otras cruzadas guerrilleras.

    Uno se pudiera preguntar ¿cuántas vidas útiles para la nación colombiana se perdieron en esa larga guerra? Son incontables. Sin embargo, a lo largo de la misma hubo sanos y loables intentos de ponerle fin al conflicto, cuyos ensayos terminaron en lamentables frustraciones para las partes envueltas.

    No obstante, se pudo notar en el trayecto de la búsqueda de una paz duradera que a pesar de esas grandes desilusiones un espíritu entusiasta por solucionar sentidas manifestaciones de pesar afloraba cada vez que se originaba un secuestro de alguna personalidad civil o militar o era asesinado algún líder importante de las FARC-EP o del ejército regular colombiano.

    En cada desenlace armado quienes morían como resultado de un cruento combate eran hombres y mujeres jóvenes colombianos, los cuales la patria podría necesitar en el camino a la construcción y fortalecimiento de una nación democrática animosa, libre de contrasentidos sociales, políticos y económicos.

    Todos estos extravíos iban a motivar en algún momento que las partes en pugnas llegaran a un acuerdo de paz que evitara el desangramiento inútil de una sociedad que merecía mejor suerte. Empero, se observaba con frecuencia que llegar a la tan anhelada paz no era asunto fácil. Se necesitaba para ello la intervención de un tercer actor con experiencia en este tipo de conflicto armado que pudiera inspirar respeto y confianza y, por lo visto, no podía ser otro que Cuba.

    Para llegar a la paz a la que se ha arribado hoy entre las FARC-EP y el Gobierno de Colombia se necesitaba, además de un árbitro como Cuba, una firme voluntad de las partes de deponer viejas y razonables soberbias. Para poder conseguir ponerle cese definitivo a cincuenta años de guerra se exigía una rotura de esas viejas soberbias internas.

    Esta paz que el mundo hispano celebra con tanto entusiasmo, una paz que ha hecho que repiquen las campanas gloriosas del Ave María en Colombia y en el continente americano me hace recordar con alegría aquella frase salida de los labios de un hombre como Mahatma Gandhi, que abrazó el antibelicismo y lo llevó en su pecho con fervor como Cristo cargó en sus hombros adoloridos aquella pesada cruz, dijo: «No hay camino para la paz, la paz es el camino».

    La paz que ha nacido en Colombia en la alborada de un día lleno de una luz brillante e ilusionante, apadrinada por naciones amigas y solidarias, simboliza para el mundo incipiente a que nos llevan después de haber vivido tantos años de angustias de un conflicto armado que arrastró por una torrentera sin clemencia tantas energías creadoras de seres humanos admirables de ambas partes, merece que nos unamos en ovación solemne a manera de darle gracias al Salvador por haber abierto los canales divinos del discernimiento para arribar felizmente a esta hermosa y monumental conciliación entre los hombres.

    Related Articles

    La clave para ayudar a tus hijos a que tengan éxito en el aprendizaje online

    Por Nora Rodríguez, directora ejecutivade Happy School Institute y creadora del programa LAZOS Digital, destinado a escuelas y padres, para hacer del aprendizaje on...

    Transformación digital en salud sigue siendo un reto para América Latina

    POR: AGENCIA EFE MÉXICO.- La pandemia por la covid-19 ha puesto de manifiesto el poder de los datos y mostrado el mundo real para...

    Qué es el zeptosegundo, la unidad de tiempo más corta que se ha logrado medir

    BBC News Mundo Los científicos calcularon el tiempo que tarda una partícula de luz en atravesar una molécula de hidrógeno. Si te parece que...

    Latest Articles

    La clave para ayudar a tus hijos a que tengan éxito en el aprendizaje online

    Por Nora Rodríguez, directora ejecutivade Happy School Institute y creadora del programa LAZOS Digital, destinado a escuelas y padres, para hacer del aprendizaje on...

    Transformación digital en salud sigue siendo un reto para América Latina

    POR: AGENCIA EFE MÉXICO.- La pandemia por la covid-19 ha puesto de manifiesto el poder de los datos y mostrado el mundo real para...

    Qué es el zeptosegundo, la unidad de tiempo más corta que se ha logrado medir

    BBC News Mundo Los científicos calcularon el tiempo que tarda una partícula de luz en atravesar una molécula de hidrógeno. Si te parece que...

    Descubren cómo el melanoma consigue «engañar» al sistema inmunológico

    POR:  AGENCIA EFE MADRID.- Un equipo de investigadores españoles ha descubierto cómo el melanoma consigue «engañar» al sistema inmunológico, un hallazgo que puede abrir...

    Nueva York frena boda ortodoxa masiva y solo asistirán «familiares cercanos»

    POR:  AGENCIA EFE Nueva York.- Líderes de la comunidad jasídica en Nueva York, que tenían previsto realizar una boda a la que asistirían miles de...