Faride y los negocios del pastor

0
106

Narciso Isa Conde

Político revolucionario, escritor, miembro de la coordinación del Movimiento Caamañista, de la Izquierda Revolucionaria y la Presidencia Colectiva del Movimiento Continental Bolivariano.

El pastor se hizo dueño de una Iglesia, luego de militar con “fervor” en la “Asamblea de Dios” una de las sectas evangélicas tradicionales más fundamentalistas y reaccionarias  dentro del mundo de los dogmas y los negocios supuestamente cristianos; un mundo totalmente ajeno al Jesús que echó violentamente a los fariseos del templo.

Ezequiel Molina es dueño del “Centro de Restauración Mahanaim”, con herencia de propiedad y pastoreo predeterminada en uno de sus hijos. Los diezmos de sus fanatizados feligreses van directamente a sus bolsillos que hacen las veces de cuentas personales para gastos corrientes e inversiones de capital.

La iglesia de Ezequiel Molina parió una ONG de su propiedad, generosamente financiada por el Estado y enriquecida con numerosos negocios derivados de la comunicación radial. Esa fundación lleva el nombre de “Asociación Radial y Misionera Batalla de la Fe”.

La ONG le  ha generado una poderosa red de emisoras y repetidoras denominada “Voz Evangélica”.

Ezequiel tiene “magníficos amigos”, y es posible que hasta socios, en el Palacio Nacional, contando siempre con la correspondiente benevolencia cristiana de Indotel para crecer y expandirse, incluida también publicidad gubernamental abundante para acumular capital.

El pastor Molina ha tenido fuertes conexiones político-comerciales con la partidocracia de diversos colores y la cúpula empresarial y, recientemente, para “no meterse en rojo” con las facciones que controlan el Estado, y así multiplicar el flujo de los acariciados y jugosos “favores” oficiales, se declaró a favor de la reelección del presidente Medina.

El tipo y su heredero se las traen como miembros destacados de la ya abundante “clase pastoril” que practica el pastoreo como negocio, en esta sociedad donde el capitalismo gansterizado convierte la alienación en productora de mercancías, las iglesias en empresas y la prédica religiosa en negocio, emulando con la degradación comercial de la política.

Faride: blanco de ataque del negocio

Estos malandros, haciendo un uso híper-perverso de la fe religiosa, son los que han llamado a no votar por Faride Raful, la diputada que se atrevió a oponerse a lectura de la Biblia en las escuelas en defensa del Estado laico, que no asume la satanización del aborto terapéutico cuando peligra la vida de la madre o en casos de violación e incestos, y que además se ha mostrado a favor de la libertad de opción sexual.

Es conocido que yo y la organización y coaliciones de izquierda en que participo, rechazamos este proceso electoral y las opciones partidistas que lo controlan y usan para reproducir y prolongar este sistema de corrupción, impunidad, dependencia de EE. UU., abuso de poder, explotación y sobreexplotación: PRM-Abinader, PLD- Gonzalo, FP-Leonel y sus pérfidas y aberrantes coaliciones o alianzas.

No voy a votar por ningún partido ni por ningún candidato, obedeciendo a principios y consideraciones políticas de fondo que trascienden lo estrictamente personal o circunstancial. Milito con razón y pasión en el cambio radical pro-constituyente, en el desmonte de esta institucionalidad, este sistema y este régimen de partido que conforman un verdadero pantano putrefacto.

Coincido con y respecto las posiciones de Faride que mueven el odio enfermizo de los Ezequiel y  también otras posturas de ella relacionadas con la lucha contra la corrupción; no así su opción por PRM y aliados de ocasión (FP, PRSC, PQDC, BI, PUN,FP…) histórica y actualmente comprometidos con la política como negocio y el sistema imperante como basurero.

Reconozco su talento y honestidad personal, aunque para mí eso no basta para llamar a votar por ella dentro de la opción PRM y su comparsa, inseparable de su candidatura. Frecuentemente los sistemas decadentes (por degradados e ilegitimados) no pueden prescindir de ciertos adornos.

Además, esas plataformas conservadoras y corrompidas del partidismo tradicional tipo PRM y aliados, atrapan y condicionan hasta a sus raros valores positivos-individuales;y eso para mí explica que Faride no haya dicho nada de la entusiasta recepción por Abinader del respaldo que le brindara Leonardo Mato Berridos y todo lo que eso representa, ni de su apoyo en la Basílica de Higüey al pronunciamiento de la alta jerarquía de la Iglesia Católica sobre el aborto y los candidatos, ni haya hablado de la intervención descarada de la USAID y EE. UU. en la JCE y en todo el proceso electoral.

Z Digital no se hace responsable ni se identifica con las opiniones que sus colaboradores expresan a través de los trabajos y artículos publicados. Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier información gráfica, audiovisual o escrita por cualquier medio sin que se otorguen los créditos correspondientes a Z Digital como fuente.