Este teléfono abulta lo que una tarjeta de crédito

0
193

¿Eres de los que se quejan de que los teléfonos de hoy en día son gigantescos? Quizá el nuevo Palm, un teléfono de 3,3 pulgadas de pantalla y que mide más o menos lo que una tarjeta de crédito te guste mucho. Eso a lo mejor te hace pensar que los vídeos de YouTube se ven muy bien en ese teléfono más grande.

El teléfono se ha anunciado hoy y, pese a su nombre, no tiene nada que ver con los Palm de antaño, esos teléfonos que existían cuando se lanzó el iPhone original, allá por 2008, y que desaparecieron poco después por no poder mantener la competencia con Android ni los teléfonos de Apple.

Este dispositivo lleva el sistema operativo de Google, tiene una potencia limitada y su principal atractivo es que funciona con aplicaciones actuales pese a ser tan pequeñito. Sus creadores, antiguos empleados de Samsung que montaron una startup para desarrollar este producto, lo consideran un dispositivo perfecto para quienes se sienten abrumados por la tecnología actual y quieren un teléfono para llamar, enviar algunos mensajes y responder algún correo electrónico.

También destacan lo cómodo que es llevarse este móvil a correr o que puede sincronizarse con el iPhone u otros móviles Android para rebotar llamadas y mensajes, pudiendo así dejar los dispositivos grandes en casa y llevarse a comprar o a dar una vuelta el pequeño. Dadas sus dimensiones, escribir en él debe ser una experiencia muy distinta a lo que hoy en día entendemos como tal. Y aunque para escuchar música seguramente sea perfecto, ver una serie suena inviable.

De momento, no tiene fecha de lanzamiento en España, pero llegará a EEUU de la mano de Verizon por un precio de 350 dólares, más de lo que cuestan dispositivos más potentes y con pantallas más grandes.

Su mera existencia, por extraña que parezca, concuerda con este afán que tienen compañías como Nokia en rescatar dispositivos anticuados y darles un aire contemporáneo. El nu