26.8 C
Santo Domingo
sábado, octubre 24, 2020

El choque inevitable…

Por mucho tiempo, quizás demasiado, nuestra clase política –a través de los “partidos políticos” y sus líderes-caudillos- se apropió, sin ningún contrapeso, a sus anchas y glotonería, del poder político central y de los demás poderes del Estado: congreso, poder judicial y poder municipal. Justamente, fue Joaquín Balaguer –post-dictadura trujillista- quien inició y prácticamente, con la tutela de los Estados Unidos y los poderes “fácticos” nacionales, diseñó y echó a andar ese esquema de control político y reparto de los poderes públicos que, evidentemente, hoy está en crisis irreversible y en franca redefinición en su ordenamiento jurídico-político y constitucional con el agregado –o agravante- de que sus antiguos financiadores-beneficiarios –otrora agazapados-subordinados- están demandado y exigiendo un nuevo reparto o pacto político-constitucional de aparente barniz democrático-institucional-fiscal, pero en el fondo de abierta apuesta política –a propósito, ya avanzaron-financiaron, a modo de ensayo, una joven apuesta en la capital (amén del fracaso, por otra vía, de Abinader)-, o si no, podría tratarse de un pare-tope en la línea de definir roles (¿político o empresario político?) o mas cuotas de poder (quizás un guiño-mirada en las Altas Cortes).

Este viraje, emplazamiento, o destape político abierto de los empresarios, en su multiplicidad-orgánica sectorial, tiene un doble antecedente histórico-político: a) el de su propia trayectoria política-empresarial –y su punto político fulgurante- aquel borroso rejuego-político Payo Ginebra–Balaguer; y b) en el engendro –en paralelo- del bonapartismo balagueriano (1966-78), la inflexión histórica-PRD (1978-86), con sus secuelas de pugnas políticas, ambiciones desmedidas y pésimo manejo de identificación-unificación en torno a un líder (José Fco. Peña Gómez–Hatuey De Camps), el increíble retorno de Joaquín Balaguer (1986-96); y la alianza-pacto PLD-PRSC (el Frente Patriótico-1996) que marcó el relevo de los grandes liderazgos nacionales, prácticamente, en Leonel Fernández que, después Hipólito Mejía y su desastroso gobierno (2000-2004), facilitó que también fuera extensivo al PLD –como partido- y, de paso, a la cantera de dirigentes-cuadros que Juan Bosch formó para el ejercicio de la política y el poder, entre ellos y por méritos propios, Danilo Medina que, dentro del PLD y hacia fuera, venía construyendo un proyecto político a contrapelo y diferenciado –en su enfoque y prioridades estratégicas- al de Leonel Fernández.

No obstante, ese relevo político-generacional, y quizás por el cúmulo de deudas históricas-estructurales e institucionales, en el control de los poderes públicos no fue suficiente para hacer un ajuste político-constitucional –del esquema balagueriano- y más bien se decantó por realizar reformas, parches y cambios multisectoriales (básicamente, en su base socio-económica y parcialmente en su superestructura política): ordenamiento jurídico-institucional a todo el andamiaje-aparato judicial, reformas bancarias, reformas constitucionales (como la de tres noches de Hipólito Mejía, en el 2002; pero antes, la que obligó, por presión nacional e internacional, a Joaquín Balaguer a acortar su cuestionado “triunfo electoral” 94-98; o la más reciente -2015- para reinstalar la figura de la reelección presidencial no ya diferida (2010), sino, por dos períodos corridos), de inversión extranjera, ajustes-reformas fiscales, acuerdos internacionales, (y desde 1996): relanzamientos y re-dimensión de las relaciones internacionales (integración a los organismos regionales y subregionales: SICA, CELAC, ACP, etc.), políticas de inclusión social, aumentos salariales, necesarias obras de infraestructuras, ampliación y mejoras de los servicios públicos, modernización y conexión-país con los últimos avances científicos-tecnológicos, agresiva política de captación-acuerdo de programas-becas para estudios de grados y postgrados en universidades extranjeras (sin duda alguna, la base a mediano plazo para un despegue científico -de innovaciones y patentes- en el campo tecnológico e industrial); y por último, la reforma Constitucional de 2010 –sin duda, la más participativa, amplia y plural en 45 años- que, aunque en el fondo significó una superación de la 1966, no llegó, en muchos aspectos de reconocimientos sociales y de derechos individuales, a la de 1963.

Como vemos, nuestra clase política –a través de sus “aparatos” políticos, sus líderes-caudillos y desde el poder- hizo –desde 1978, pero con énfasis y sistematicidad a partir de 1996- múltiples reformas jurídicas-políticas, algunas de rangos y alcances constitucionales y otras de simple readecuación institucionales para reorganizar la administración pública, facilitar la inversión extranjera, y hay que decirlo-reconocerlo, hacer crecer el PIB y el Presupuesto Nacional hasta niveles impensables, por supuesto, sin que de ello se concretizara una equitativa, prioritaria o inmediata re-distribución de ese gran salto o crecimiento del tamaño de nuestra economía (en otras palabras, la superación de la dicotomía macro-micro que, y en honor a la verdad, en la presente administración comienza a ajustarse o balancearse mejor), o como –y en un sentido más estrictamente histórico-comparativo- lo recoge el historiador Frank Moya Pons en su obra “EL Gran Cambio”.

Sin embargo, a nivel de la superestructura política (o del control del poder político-fáctico) nuestra clase política y sus líderes –post-Balaguer, pero atrapado en su esquema-técnica de control político- pospusieron por demasiado tiempo -y a sus beneficios (llámese: acumulación originaria)- las reformas y los cambios políticos-institucionales que estaban llamados, al menos generacionalmente, a propiciar y llevar a cabo antes de que la crisis o el colapso, no del sistema electoral –como se ha dicho-, sino del sistema de partidos políticos –o, quizás mejor dicho, de sus gerencias- y el esquema de dominación política (la herencia-fantasma de Balaguer) los desafiara y los pusiera –como sucede hoy- en jaque, en primer plano, por la falta de miras -de largo alcance- de ellos mismos (los gerentes-políticos), por parte de los empresarios que primero, tal emplazamiento, provino de sectores de la “sociedad civil” (otro partido político) y que no tardará –si no actúan con rapidez y sentido de lógica política inclusiva, receptiva y multisectorial- en hacerse patente desde los sectores populares y desde los propios “aparatos” políticos que monopolizan y fosilizan sin ningún disimulo ni reparo de democracia interna alguna.

No obstante y a pesar del cuadro-cúmulo, lo peor sería que, con el “rancho ardiendo” y los plazos encima, a nuestra clase política y sus liderazgos, se les ocurra salcochar –tal como están- los proyectos de leyes imperativas-impostergables (Ley de Partidos Políticos y Reforma a la Ley Electoral, entre otros) que reposan en el Congreso sin recoger el estado actual del abanico de observaciones, propuestas y correcciones pertinentes que los procesos electorales y los bolsones de crisis o turbulencias en los partidos políticos han puesto sobre el tapete.

Para el PLD (mi partido, digo, hasta que no me den una patada), es más difícil, pero a la vez mas perentorio, por dos razones obvias: a) porque está en el poder (un poder duplicado-prolongado) y el cuestionamiento –de los empresarios, la “sociedad civil”, la oposición política y sus satélites mediáticos y lo que podría incubarse en el mismo PLD- le va directo y en desafío; y b) porque si no encabeza –con sus líderes- los cambios y las reformas pendientes e impostergables pronto –o ya!, y no desde sus intereses políticos-electorales-coyunturales- le alcanzará también la tesis que, su fundador y líder histórico, el Prof. Juan Bosch, enarbolara, en su momento, respecto al PRD en el sentido de que ese partido habría cumplido “su papel histórico”.

O quizás, el problema es más profundo, universal y apocalíptico y estamos, tal cual lo plantea Raffaele Simone (ensayista-lingüista y pensador italiano) en una entrevista –El País/7/02/2016-, hablando –en respuesta a la pregunta: “¿La democracia entra en crisis al descubrir que lo que prometía no era posible?:

Hay tres motivos. Primero, el propio paradigma democrático era frágil por lo que yo llamo el pensamiento político natural, que instintivamente no es democrático, sino totalitario. Se ve en el comportamiento primario de los niños, que crean entre ellos jefes, gregarios, dinámicas de poder… La democracia se basa en la negación de ese elemento natural. Luego viene la construcción histórica del paradigma. Por ejemplo, la idea de representación, que ya Ortega definía como “acrobática” porque supone que mil personas, al no poder ejercer directamente su soberanía, la transmiten a otras diez que se consideran idénticas a las mil. Es un salto lógico audacísimo, que podría tener consecuencias muy nobles, pero que está ya despojado de toda nobleza: por la corrupción, los privilegios de los políticos, el descuido frente a las necesidades del pueblo… Y el tercer motivo: una serie de acontecimientos planetarios que han impactado durísimamente en la democracia”.

Creo que el ensayista Raffaele Simone –con su respuesta- ha planteado el problema en su justa perspectiva histórica-política. Que los políticos y los detentores del poder –aquí y en el mundo- les hagan caso, eso es otra cosa. Pero, ¡allá ellos!

Related Articles

Los medallistas dominicanos Félix Sánchez y María Dimitrova se comprometen

Santo Domingo (EFE).- El exatleta dominicano Félix Sánchez, doble campeón olímpico en los 400 metros vallas, se ha comprometido con la karateca María Dimitrova,...

Los Rays empatan la Serie Mundial

POR:  AGENCIAS Brandon Lowe conectó dos cuadrangulares para salir de un prolongado bache ofensivo en la postemporada y los Rays de Tampa Bay se...

El centro de nuestra galaxia tiene tiene un agujero negro

AGENCIAS  El Premio Nobel de Física 2020 fue entregado a tres gigantes de la astrofísica que analizaron uno de los misterios más grandes del universo:...

Latest Articles

Los medallistas dominicanos Félix Sánchez y María Dimitrova se comprometen

Santo Domingo (EFE).- El exatleta dominicano Félix Sánchez, doble campeón olímpico en los 400 metros vallas, se ha comprometido con la karateca María Dimitrova,...

Los Rays empatan la Serie Mundial

POR:  AGENCIAS Brandon Lowe conectó dos cuadrangulares para salir de un prolongado bache ofensivo en la postemporada y los Rays de Tampa Bay se...

El centro de nuestra galaxia tiene tiene un agujero negro

AGENCIAS  El Premio Nobel de Física 2020 fue entregado a tres gigantes de la astrofísica que analizaron uno de los misterios más grandes del universo:...

Según científicos filipinos,el aceite de coco destruye el virus de covid-19

POR:  AGENCIA EFE MANILA.- El aceite de coco virgen ayuda a destruir el virus de la covid-19 por lo que puede ser útil como antiviral...

Nueva serie de ‘smartphons’ Mate 40, con pantalla curva y carga inalámbrica súper rápida de Huawei

La empresa china lanzó tres modelos: el Mate 40, el Mate 40 Pro y el Mate 40 Pro+. La empresa tecnológica china Huawei presentó este jueves tres nuevos teléfonos...