August 8, 2020

País Distinto Press

¡La Verdad Hecha Palabra!

Covid-19: Cómo funciona nuestro sistema inmunológico y cómo combate al coronavirus

Sin un tratamiento o fármacos específicos y, sin una vacuna en el horizonte cercano, la única defensa que tiene nuestro organismo frente al nuevo coronavirus es el sistema inmunológico.

De cómo este responda a la infección dependerán en gran medida los resultados: podremos sufrir desde síntomas leves como tos seca, dolor de garganta, cansancio y fiebre, síntomas severos como neumonía y problemas respiratorios agudos, hasta fallo multiorgánico y muerte.

Expertos han explicado en numerosos artículos cómo fortalecer este sistema para enfrentarnos mejor a esta enfermedad. Recomiendan seguir una dieta saludable, dormir más, evitar el estrés, el alcohol en exceso, el tabaco y otras sustancias tóxicas.

Pero antes de analizar estas recomendaciones, empecemos por entender cómo funciona el sistema inmunitario y cómo se activa cuando entra en contacto con el coronavirus.

Un mundo hostil

El sistema inmunitario es una compleja red de células, órganos y tejidos que trabajan en conjunto para defendernos de los microorganismos y sustancias tóxicas que podrían enfermarnos —hongos, parásitos, virus y bacterias— y que están presentes en el mundo que nos rodea.

Todos nuestros órganos contienen células del sistema inmune y éstas también están en la sangre (en los leucocitos, que son los glóbulos blancos) y en la linfa (el líquido transparente que recorre los vasos linfáticos).

Gráfico de la sangre.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionTodos nuestros órganos contienen células del sistema inmune y éstas también están en la sangre, los ganglios y la linfa

Y aunque las células inmunitarias se originan en la médula ósea y hay lugares donde se concentran más, como los ganglios linfáticos, las amígdalas, el bazo o el timo, podemos encontrarlas en la piel, las mucosas, los pulmones, el aparato digestivo y en todos los rincones del cuerpo.

Cuando nuestro organismo se enfrenta con un patógeno (un microorganismo capaz de producir enfermedad, como es el caso del coronavirus), el sistema inmune responde de dos maneras en paralelo.

Una es la llamada respuesta innata. que es la primera que se desarrolla y normalmente es efectiva para eliminar a diferentes tipos de agresores.

Eso es “lo primero que vemos cuando vemos una enfermedad”, le explica a BBC Mundo la doctora Silvia Bucciarelli, quien trabajó durante años como especialista del Hospital Clinic de Barcelona y ahora coordina la ONG PINEAS (Programa Integrado de Inmunología y Enfermedades Autoinmunes).

Esta respuesta aumenta el flujo de sangre hacia la zona infectada, y por eso “esta parte del cuerpo se pone roja y caliente por el mismo mecanismo”, dice.

“De los vasos sanguíneos salen células y determinadas sustancias —como proteínas y citocinas— que tratan de detener la infección”, añade.

La otra es la respuesta adaptativa, que produce anticuerpos o células específicas capaces de destruir determinados microorganismos o células infectadas.

Paciente con coronavirus en ItaliaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionAún no se sabe con certeza si la enfermedad genera inmunidad y por cuánto tiempo se prolonga.

Esta respuesta puede demorarse en llegar entre cuatro y siete días, “por eso la respuesta innata tiene que tratar de mantener la primera línea de batalla, hasta que se desarrolle la respuesta inmune específica”, continúa la experta.

“Es como un misil que va dirigido hacia un organismo en particular y no hacia otro”.

Una rasgo particular de la respuesta adaptativa es que deja memoriaEs decir, recuerda los patógenos con los que tu cuerpo ha entrado en contacto en el pasado, y por ello sabrá cómo combatirlos en el futuro.

Esto quiere decir que, en teoría, si nos contagiamos una vez con covid-19, no podríamos contagiarnos una segunda.

Aunque al ser un virus nuevo, del que quedan aún muchas preguntas por responder, no queda totalmente claro si genera inmunidad y, si lo hace, por cuánto tiempo dura.

Como mencionamos antes, ambas respuestas inmunitarias trabajan en equipo, donde la innata actúa a modo de guía de la respuesta adaptativa: esta le comunica por medio de células qué tipo de microorganismo nos está infectando y en qué parte del cuerpo se encuentra.

Así, la respuesta inmune se dirige al lugar donde está la infección, y no a otros sitios donde no la necesitamos.

¿Y el coronavirus?

Por empezar, hay que tener en cuenta que como se trata de un virus nuevo, mucho de lo que se infiere de la respuesta inmunitaria al covid-19 (su nombre oficial es SARS-CoV-2, pero la OMS acepta que lo llamemos con el mismo nombre de la enfermedad que provoca, covid-19), está basado en las similitudes con sus “primos” SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Grave) y MERS (Síndrome Respiratorio de Medio Oriente).

Gráfico

Según explica Bucciarelli, “el sistema inmune contra los virus tiene dos objetivos principales: uno es tratar de neutralizarlos y evitar que entren dentro de las células“.

“El otro, si el virus logró franquear esa barrera y penetrar la célula, es destruir esa célula infectada por un mecanismo que se conoce como apoptosis, que es una muerte celular programada”.

Recordemos en este punto que este coronavirus, como todos los virus, no puede reproducirse a menos de que se meta dentro de nuestras células y secuestre su mecanismo para replicarse.

Y, como es principalmente un virus respiratorio, comienza infectando la garganta, antes de seguir su recorrido por los conductos bronquiales y alcanzar los pulmones.

Sin embargo, los virus son muy astutos y pueden engañar al sistema inmunitario para que no se entere de que están allí.

Una forma en que el covid-19 parece burlar al sistema inmunológico es inhibiendo la producción de interferón, una proteína que producen las células de la inmunidad innata cuando nuestro organismo entra en contacto con un virus, con la intención de impedir que se introduzca dentro de la célula.

Hombre recibiendo una vacunaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa OMS dice que una vacuna estará lista entre abril y junio de 2021.

Pero, según le explica Bucciarelli a BBC Mundo, “aparentemente, el covid-19 puede interferir en la producción de interferón, así como también evitar que el interferón cumpla con su función, y por ello el virus podría ingresar a la célula del huésped”.

Además, añade, podría estar interfiriendo con otro mecanismo: el que le permite a la respuesta inmune adaptativa producir anticuerpos contra ese virus específico.

Respuesta acorde al daño

En el 80% de los casos la respuesta del sistema inmunitario al coronavirus es efectiva y por eso las personas son asintomáticas o sufren síntomas leves.

En el 20% restante no: el virus entra en las células porque el sistema inmunitario no lo pudo bloquear.

Por eso estas células donde se reprodujo el virus se destruyen y mueren de forma no controlada.

“Al destruirse esas células, el sistema inmune detecta que hay daño celular, y ahí se estimula un tipo de células que provocan una respuesta inflamatoria para evitar ese proceso”, dice Bucciarelli.

Esta respuesta es la que puede complicar el cuadro.

“Esa mayor afluencia de células produce una inflamación generalizada de todo el pulmón, o puede ir más lejos y preparar a todo el cuerpo para que se defienda. Y esto, como consecuencia, puede provocar un shock”.

Según explica Margarita del Val, experta en inmunología viral del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa en Madrid, España, “el problema es que en las fases finales no solo se descontrola la cantidad de virus que se produce, sino también la cantidad de citocinas, o de los mediadores que están formando una inflamación potente para que la batalla sea muy fluida”.

“Y esto acaba también dañando a la persona infectada”.

Cuerpo humano

Pero esto no es en realidad una respuesta exagerada, apunta Bucciarelli, sino “proporcional al daño que está provocando la infección”.

“Puede dar cuadros leves o graves. Y esto depende de las características del microorganismo infectante, que puede ser muy agresivo, de las características del huésped y de las características ambientales”.

Cómo optimizar al sistema inmunitario

Como lo primero que reacciona frente al virus es nuestra respuesta inmunitaria innata, es importante contar con un sistema inmunológico competente para plantarle batalla.

Alimentos saludablesDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionUna dieta sana es fundamental para tener un sistema inmune óptimo.

Para que su estructura sea la adecuada, es imprescindible una alimentación variada, como lo explica en detalle la nota que encontrarás en el vínculo de abajo, pero también hacer ejercicio, descansar y evitar las situaciones de estrés.

“Es importante hacer ejercicio moderado todos los días y no extremo, porque eso nos deja exhaustos y sin recursos al sistema inmunitario”, expresa Del Val.

Por otro lado es importante no beber en exceso y evitar el tabaco.

“El tabaco altera las células del tracto respiratorio. Esas células del aparato respiratorio inicial pierden su forma y también se altera la función de las células que recubren al pulmón”, explica Bucciarelli.

Por eso una persona que fuma es altamente susceptible a sufrir infecciones más graves.

Factores psíquicos como las pérdidas, la angustia y el estrés crónico, también afectan el funcionamiento del sistema inmunitario.

En síntesis, todas estas recomendaciones, señala Del Val, “nos ayudarán a tener un sistema bien regulado: ni muy débil, ni muy fuerte, sino que reaccione a la medida de la agresión que suframos”.

Mapa del coronavirus: propagación global, 6 de abril de 2020

Esta visualización se basa en datos periódicos de la Universidad Johns Hopkins y puede que no refleje la información más actualizada de cada país.

Total de casos confirmados Número total de muertes
1.312.612 72.713
Casos Muertes
EE.UU. 346.327 10.308
España 135.032 13.169
Italia 132.547 16.523
Alemania 101.178 1.612
Francia 92.840 8.078
China 82.665 3.335
Irán 60.500 3.739
Reino Unido 51.608 5.373
Turquía 30.217 649
Suiza 21.652 762
Bélgica 20.814 1.632
Holanda 18.805 1.867
Canadá 15.821 294
Austria 12.267 220
Portugal 11.730 311
Brasil 11.516 506
Corea del Sur 10.284 186
Israel 8.611 56
Suecia 7.206 477
Rusia 6.343 47
Australia 5.797 40
Noruega 5.760 74
Irlanda 4.994 158
Chile 4.815 37
República Checa 4.735 78
India 4.693 129
Dinamarca 4.681 187
Polonia 4.413 107
Rumania 4.057 168
Malasia 3.793 62
Ecuador 3.747 191
Pakistán 3.662 52
Filipinas 3.660 163
Japón 3.654 85
Luxemburgo 2.843 41
Arabia Saudita 2.523 38
Indonesia 2.491 209
Perú 2.281 83
Tailandia 2.220 26
Finlandia 2.176 27
México 2.143 94
Emiratos Árabes Unidos 2.076 11
Panamá 1.988 54
Serbia 1.908 51
Qatar 1.832 4
República Dominicana 1.828 86
Grecia 1.755 79
Sudáfrica 1.655 11
Islandia 1.562 6
Argentina 1.554 48
Colombia 1.485 35
Argelia 1.423 173
Singapur 1.375 6
Ucrania 1.319 38
Croacia 1.222 16
Egipto 1.173 78
Marruecos 1.113 71
Estonia 1.108 19
Nueva Zelanda 1.106 1
Irak 1.031 64
Eslovenia 1.021 30
Moldavia 965 19
Lituania 843 14
Armenia 833 8
Hungría 744 38
Bahréin 723 4
Crucero Diamond Princess 712 11
Bielorrusia 700 13
Bosnia y Herzegovina 674 29
Kuwait 665 1
Camerún 658 9
Kazajistán 651 6
Azerbaiyán 641 7
Túnez 574 22
Macedonia del Norte 570 21
Bulgaria 549 22
Letonia 542 1
Líbano 541 19
Eslovaquia 534 2
Puerto Rico 513 21
Andorra 501 18
Chipre 465 9
Costa Rica 454 2
Uruguay 406 6
Uzbekistán 397 2
Albania 377 21
Taiwán 373 5
Afganistán 367 7
Cuba 350 9
Reunión 349
Burkina Faso 345 17
Jordan 345 5
Omán 331 2
Honduras 298 22
San Marino 266 32
Costa de Marfil 261 3
Territorios Palestinos 253 1
Vietnam 245
Mauricio 244 7
Malta 241
Montenegro 233 2
Nigeria 232 5
Senegal 226 2
Kirguistán 216 4
Ghana 214 5
Georgia 188 2
Níger 184 10
Bolivia 183 11
Islas Feroe 183
Sri Lanka 178 5
Isla de Jersey 169 3
Guernsey 165 4
República Democrática del Congo 161 18
Venezuela 159 7
Kenia 158 6
Martinica 149 4
Mayotte 147 2
Kosovo 145 1
Isla de Man 139 1
Brunéi 135 1
Guadalupe 135 7
Bangladesh 123 12
Guinea 121
Camboya 114
Paraguay 113 5
Guam 113 4
Gibraltar 109
Trinidad y Tobago 105 8
Ruanda 104
Liechtenstein 77 1
Mónaco 73 1
Madagascar 72
Guatemala 70 3
El Salvador 69 3
Guayana Francesa 68
Aruba 64
Yibuti 59
Jamaica 58 3
Barbados 56 1
Uganda 52
Togo 52 3
Mali 47 5
Congo 45 5
Etiopía 44 2
Islas Vírgenes Estadounidenses 42 1
Polinesia Francesa 41
Islas Caimán 39 1
Zambia 39 1
Bermudas 37
Antillas Holandesas 37 6
Isla de San Martín 32 2
Eritrea 29
Guyana 29 4
Bahamas 29 5
Haití 24 1
Tanzania 24 1
Gabón 24 1
Benín 23 1
Myanmar 22 1
Maldivas 19
Siria 19 2
Nueva Caledonia 18
Guinea-Bissau 18
Libia 18 1
Namibia 16
Guinea Ecuatorial 16
Mongolia 15
Antigua y Barbuda 15
Fiyi 14
Angola 14 2
Dominica 14
Santa Lucía 14
Liberia 13 3
Antillas Holandesas 13 1
Laos 12
Granada 12
Sudán 12 2
Groenlandia 11
Seychelles 11
Mozambique 10
San Cristóbal y Nieves 10
Surinam 10 1
Esuatini 10
Chad 9
Zimbabue 9 1
Crucero MS Zaandam 9 2
Nepal 9
Islas Marianas del Norte 8 1
República Centroafricana 8
Cabo Verde 7 1
San Vicente y las Granadinas 7
Vaticano 7
Somalia 7
Belice 7 1
Mauritania 6 1
Nicaragua 6 1
Montserrat 6
Sierra Leona 6
Botsuana 6 1
San Bartolomé 6
Bhután 5
Malawi 5
Islas Turcas y Caicos 5 1
Sahara Occidental 4
Santo Tomé y Príncipe 4
Gambia 4 1
Burundi 3
Anguila 3
Islas Vírgenes Británicas 3
Papúa Nueva Guinea 2
Islas Malvinas o Falkland 2
Sudán del Sur 1
Timor Oriental 1

Fuente: Universidad Johns Hopkins (Baltimore, EE.UU.), autoridades locales

Última actualización 6 de abril de 2020 18:00 GMT.

Shares