Sobre el complejísimo caso de Venezuela

0
74

EL AUTOR es escritor y político. Reside en Nueva York.

1-Hablar, comentar, discutir sobre el tema de Venezuela, tiene la gran ventaja, lo mucho que podemos aprender de política a los que estamos en esas lides, claro, de este ejercicio solo se beneficiaran con la ganancia de  conocimientos, los que pongamos a funcionar a nuestra propia inteligencia y pensamiento, pues aquellos que no hagan el esfuerzo para pensar por ellos mismos, que no usen el sentido común y la lógica, sino, que esa tarea se la dejan a otros (es decir, que otros piensen por ellos), y que por consecuencia, piensen o adopten posiciones y un discurso influenciados por otros y por los medios de comunicación, con esos, no hay nada que hacer.

2-En esta discusión es importantísimo el dominio de las materias, historia, economía, geopolítica y geoestratégica.  Pero además, es un imperativo saber distinguir entre democracia e imperialismo, y conocer lo que son las guerras de cuarta y quinta generación. Sin esa base, se hace cuesta arriba comprender lo que está pasando en Venezuela, aunque hay muchas personas, que sin formación académica, pero que dueñas de una inteligencia natural y de lógica, pueden llegar a conclusiones racionales o a cuestionamientos, ante el bombardeo de las  tantas noticias falsas y de las manipulaciones de los medios de comunicación, para por lo menos, plantearse interrogantes serias, frente a los acontecimientos que de manera continua se está  dando en la tierra de Bolívar.

3-Para constatar esa realidad, vamos a referir algunos de los hechos y sus posibles reputaciones, siempre tratando de enriquecernos con la discusión dialéctica que surja de la misma, aceptando que el debate de las ideas, la disensión y la crítica, son buenos, porque son los elementos claves que motorizan los cambios sociales, pues como hemos establecidos anteriormente, sin estos, nunca hubiésemos podido superar las siniestras estapas de la esclavitud, la inquisición, el feudalismo y otras.

Pues bien…, Con el tema de Venezuela he oído los planteamientos, respuestas y contradicciones mas absurdos. Veamos algunos de esos fenómenos.

4-Entre la población que no piensa por si misma, (otros piensan por ellos), los medios de comunicación por medio a una maligna propaganda sistemática 24/7, han logrado sembrar entre esa gente, el errado concepto, de que en verdad Maduro es un dictador, un maburro, un usurpador, un violador de los derechos humanos, un asesino, y que su gobierno es ilegal, porque según ellos,  es producto de unas elecciones fraudulentas; lo que encierra una contradicción, puesto que el gobierno fraudulento de Honduras es considerado democrático, por el imperio, a tal punto, que es uno de los alineados contra Maduro en el “Grupo Lima”.

5-En este mismo tenor, esos dominicanos y venezolanos, que por inducción creen y repiten como papa gallos esos conceptos prohijados por perversas manipulaciones mediáticas, no pueden dar la explicación jurídica, de por qué, Maduro es un dictador, y si la dan, es de manera tergiversada.   Lo asumen así, porque CNN, Univisión, Globovisión y otros medios al servicio del imperio, los han manipulado deliberadamente (trabajándole la mente), para que tengan esa falaz concepción de un hombre, que solo está defendiendo la soberanía y los intereses de su patria, contra los que quieren apropiársela, para saquearla.

6-La maledicencia de esta propaganda se puede constatar, al confrontar, que el imperio siempre a derrocado a los gobiernos democráticos y nacionalistas que han defendido las soberanías de sus países y sus recursos naturales, para en su lugar instalar mediante crueles golpes de Estado, a decenas de dictadores que han resultados grandes ladrones y asesinos. Los libros nos brindan cantidad de ejemplos de esa historia. Trujillo, Balaguer, Batista, Duvalier, Somoza, Stroessner, Ríos Montt, Pérez Jiménez, Videla, Pinochet, y muchos más, son parte de esa realidad histórica. ¿Entonces, ante esos hechos, como es posible que el imperio haya cambiado de manera tan radical, para que de instaurar y apoyar dictaduras, pase a odiarlas y a combatirlas?

7-El impero tiene corruptos y dictadores preferidos. En el ayer, ya vimos como el imperio tenía predilección por los dictadores, al punto de tipificar a esas bestias como “luchadores por la libertad”, y a quienes en verdad luchaban por la libertad, los tachaban de “hijos de perra”, como fue el trato que Donald Reagan le dio a Nelson Mandela.  A otros demócratas o socialistas los mandaban a matar tal como hicieron con Patricio Lumumba y con miles más de hombre y mujeres, mayormente jóvenes, que simple y llanamente querían libertad, soberanía y democracia para sus respectivas naciones.

8-Las élites del imperio, siempre que han dado un cruento golpe de Estado, lo han precedido con una bestial propaganda anticomunista y de descredito al presidente a derrocar. Ahora, con la guerra psicológica de cuarta generación, a esa propaganda le han sumado los sambenitos de corruptos, narcotraficantes y terroristas. En este juego sucio por intereses, para las élites del imperio, Luis Posada Carriles, Orlando Bosch y otros psicópatas semejantes, no son terrorista, sino, luchadores por la libertad, la democracia y los derechos humanos; por esa razón, siempre los protegieron, tal como una vez protegieron a Osama Bin Laden, a Jorge Noriega y a otros infames de esa ralea.

9-De los golpes de estados aludidos, (que llegan a decenas), constituyen ejemplos típicos, los derrocamientos de Jacobo Arbenz, Salvador Allende y Juan Bosch, pero lo que se está haciendo con Maduro, rompe con todos los esquemas anteriores. La radio, la TV, los noticieros, la internet, las revistas, los periódicos, solo tratan el tema de Venezuela retorciendo los hechos. En este contexto, y para confrontación, el gobierno de Honduras, presidido por Juan Orlando Hernández, es producto de un fraude colosal, sin embargo, el imperio de inmediato lo reconoció como el legítimo gobierno de Honduras; pero además, Honduras está considerado como el país más violento y desigual de la tierra; allá, lo mismo que en Colombia, Brasil, Argentina, y en el México de los corruptos Vicente Fox, Salina de Gortari, Felipe Calderón y Peña Nieto, se matan los periodistas y los líderes sindicales por montones.  De esas matanzas la prensa no habla, toda ella solo está dedicada a destruir a Maduro. Para esa prensa al servicio del imperio, el “Grupo Lima”, es democrático, y Maduro un dictador terrible, que como Drácula, necesita chupar sangre para vivir.

10-Para darnos cuenta de la mala calaña de ese grupo que está empeñado en derrocar a Maduro, solo hay que ponerle oído a las denuncias que contra los expresidentes de México, está haciendo AMLO.  Esos tipos saquearon a México; le entregaron las empresas estratégicas (incluyendo a PEMEX) a las transnacionales del imperio; pero también, les firmaron unos contratos que son una pura estafa.  Así robaron miles de millones de dólares, al humilde pueblo mexicano. Por otro lado, El corrupto Macri está llevando a la Argentina a la ruina con su corrupción y políticas entreguistas neoliberales. Lo mismo está haciendo Lenin Moreno en Ecuador; y lo que le espera a Brasil con el fascista Bolsonaro, a Honduras con el dictador Juan Orlando Hernández y a Colombia con la trilogía, Iván Duques, Juan Manuel Santos y Álvaro Uribe, será una tragedia infernal.  Y ya ustedes saben cómo son de corruptos Felipe Gonzales, Marco Rubio, José María Aznar, (quien le dijo a Chávez que dejara que a los pobres se los llevara el diablo).  De todo ese grupo, por su historia de barbaries, hay que sacarle su comida aparte a Elliot Abrams; y del arrastrado Luis Almagro, ni hablar.   Y así sucesivamente, si usted investiga a cada uno de ellos, se dará cuenta que brincan, saltan y vuelan, por el aire, mar y tierra de la corrupción, el entreguismo y los asesinatos.  Y del Trump que separó a niños de sus padres y que los encerró en jaulas y los maltrató, y que recibió a miles de emigrantes cansados y hambrientos a bombazos limpios en la frontera con México, ya usted vio cómo su exabogado lo acusó de “racista”, “estafador” y “tramposo”, y además reveló, que Trump había dicho que había que invadir a Venezuela para quedarnos con su petróleo. Magistrado, no más palabras.

11-En este drama, el terrorista Leopoldo López, quien lideró las guarimbas que tantas destrucción y muertes ocasionó en Venezuela, se le ha elevado al rango de héroe y preso político, y como tal, el imperio asume su defensa, sin embargo, nada dice el imperio de la prisión política en Argentina de Milagro Sala, ni de los tantos asesinatos de periodistas y lideres sociales que se están cometiendo en los países del “Grupo Lima”, muy especialmente en Colombia y Honduras.

12-En estas confrontaciones, el imperio habla del éxodo de venezolanos, pero nada dice de las razones del éxodo de los seis millones de colombianos que anteriormente ya habían emigrado hacia Venezuela y hacia otros países; sin embargo, emite un criterio cierto del porque de las emigraciones de latinoamericanos hacia Estados Unidos. “La gente (dice Trump), emigra de sus países ilegalmente a los Estados Unidos, porque sus países son un asco y es por culpa de los corruptos que se roban el dinero.  Si se manejaran bien, la gente se quedaría en su país”. Con este criterio, Trump expone una verdad bien conocida por todos, pero obvia decir, que esos gobiernos corruptos, han sido instalados por su país, y que también, las élites de su país han derrocado a los gobiernos que hubiesen evitado esa corrupción, que han llevado a que esos países sean un asco.  Se opusieron rabiosamente a Chávez, derrocaron a Lugo Fernández, a Manuel Zelaya y a Dilma Rousseff.  A Lula le impidieron volver al poder, a Rafael Correa y Cristina Kirchner los están persiguiendo por venganza, porque no fueron sumisos; y a Daniel Ortega, Evo Morales y a Miguel Diaz Canet, los tienen en la mira para derrocarlos.

13-En este escenario, sobre la problemática de Venezuela, algunos están planteando que la misma no es un asunto ideológico, sino de intereses, pero a seguidas peroratan, que Maduro ha violentado la democracia, dejando afuera el papel de imperio en la violentación de esa democracia, obviando que precisamente, los inmensos recursos naturales de Venezuela (petróleo, gas, carbón, oro, coltán, diamantes, titanio, tungsteno, cobre, hiero, níquel, thorim (torio), etc., son el interés primordial del imperio por Venezuela, lo que constituye un asunto puramente mercantil, que nada tiene que ver con los derechos humanos, ni con libertad, ni con democracia, tal como nos quieren hacer creer a través se los medios de comunicación trabajando a tiemplo completo y a nivel mundial para eso.  Sin embargo, la lucha del chavismo contra el imperio si es ideológica, puesto que toda lucha contra un imperialismo, constituye en sí, una lucha ideológica.

14-En esta discusión, los defenestradores de Maduros hablan de la inmensa corrupción de ese gobierno, según ellos, una narco-dictadura; no dudo que haya corrupción, pero lo contradictorio es, que sean un grupo enorme de corruptos, quienes estén al frente para acabar la corrupción que le atribuyen al gobierno de Maduro. Los del “Grupo Lima” (los del cartel de Lima), y los que no lo son, todos sin excepción, son unos corruptos de siete suelas.  Mauricio Macri, Sebastián Piñera, Jair Bolsonaro, Juan Orlando Hernández, Iván Duque, Álvaro Uribe, Juan Manuel Santos, Jimmy morales, Juan Carlos Varela, Leopoldo López, Antonio Ledesma, Enrique Capriles, Henry Ramos Allup, Corina Machado, Julio Borges, Tomás Guanipa, José Guerra, Juan Guaidó (agente de la CIA), Luis Almagro (un arrastrado), José María Aznar, Felipe Gonzales, Donald Trump, Mike Pompeo, Mike Pence, John Bolton, Elliot Abrams, Marco Rubio, Ileana Ros -Lehtinen – repito- todos sin excepción, son unos corruptos perversos; por lo que si  el gobierno de Maduro lo quieren derrocar por corrupto, entonces habrá que derrocar de inmediato  a todos los gobiernos del Grupo Lima, el de Arabia Saudita y otros, porque que si a medir vamos, estos explotarían el “corruptometro”.   Ninguno de estos hombres tiene a Dios en su corazón, puesto que todos le han vendido su alma al diablo; son gente que ha perdido el verdadero sentido de la vida, en lo que han dejado de ser humanos; son gente que nada tienen que ver con el desapego, sino con el apego, por eso su intenso amor por el poder, el dinero y las guerras. Si las embestidas de estos hombres contra Venezuela, fueran en verdad por amor al pueblo venezolano, entonces, ese amor lo harían extensivo para el pueblo de Palestina y lo defenderían contra el genocidio que con saña está llevando a cabo Israel. Imagínese usted, que seria de Venezuela, si cayera en manos de esa gente, del imperio y sus transnacionales.

15-En esta cruzada imperialista contra Venezuela vamos a enumerar otros datos curiosos. En nuestra Republica Dominicana, tenemos a muchos periodistas e intelectuales de izquierda que teníamos como de pensamiento avanzado, pero sucede, que estos, además de coincidir en la lucha contra Maduro con las anteriores figuras mefistofélicas, también coinciden con el imperialismo y con los periodistas y comunicadores más recalcitrantes y sin escrúpulos del globo, que por dinero, hacen un periodismo depravado y fatal para los pueblos.

Es una contradicción mayor, que periodistas, que dizque defienden la democracia, estén alineados con gente malévola como Jaime Bayly, Carlos Alberto Montaner, Patricia Poleo, Jorge Ramos, Andrés Oppenheimer, Mario Vargas Llosa y con miles más de semejantes víboras, para defender políticas imperialistas, que con la prohibición del socialismo, a ejecutarse por  Donald Trump, Jair Bolsonaro, Iván Duque, Sebastián Piñera y por los demás del Grupo Lima, regresaremos al tiempo de la inquisición, con lo que de nuevo veremos encenderse miles de piras para quemar millones de libros y personas, y con ello, lógicamente, hacer que perezcan la libertad y la democracia.  Tampoco pueden razonar, que ese miedo al socialismo, no es cuestión por celo a los derechos humanos que blasonan, sino, porque el socialismo nacionaliza los recursos naturales que el imperio tiene como sus propias reservas.

16-Otra curiosidad la constituye la característica de una gran mayoría de dominicanos, hasta con carreras universitarias, que no tienen capacidad para el razonamiento lógico. Esta incapacidad, es la razón por la cual no pueden discernir, sobre las reales causas que dan origen a las precariedades que hoy existen en Venezuela; por ello aceptan como reales, las versiones que sobre esa situación les venden la prensa al servicio del imperio, en cuanto a que las precariedades que hay en Venezuela y que causa un enorme sufrimiento a la población, se debe a las políticas económicas del “dictador Maduro”.  Ante algo tan sencillo de deducir, gran parte del pueblo y de los referidos intelectuales, no pueden razonar (ni que uno se lo explique), que esas carestías se deben al bloqueo, y que por ende, ese bloqueo económico y financiero es un crimen de lesa humanidad contra Venezuela; y que como afirma, Alfred-Maurice de Zayas, un experto independiente de la ONU, “ese bloqueo contra Venezuela para producir desabastecimiento para luego querer asistirlo con ayuda humanitaria, es un  procedimiento “cínico, maquiavélico, de mala fe en extremo; pues no se puede ser el torturador y el salvador al mismo tiempo”.  Estos grupos, con su incapacidad para el razonamiento lógico, no pueden colegir, que si el imperio verdaderamente quisiera ayudar a Venezuela, solo tendría que desbloquearla y parar la guerra económica contra ese hermano país. Que desbloquee los 9.400 mil millones de sus depósitos en bancos europeos, que se permita el comercio para comprar alimentos, medicinas e insumos; que se pare el robo de sus activos.  Estos grupos no pueden razonar, que el verdadero crimen es impedir que a Venezuela no entre los alimentos y un cargamento de insulina, y los demás medicamentos para las enfermedades catastróficas.

17-Por otro lado, estos mismos dominicanos, en cualquier acto público, después de haber cantado a todo pulmón el himno nacional, hablan sin inmutarse de una República Dominicana, libre, soberana e independiente, sin embargo, quieren para Venezuela que un imperio saqueador y guerrerista pisotee su soberanía, y que al tenor de esa aberración, la invada, la someta, la destruya a bombazos y le robe sus inmensos recursos naturales.  En su estulticia, esos dominicanos y venezolanos de la oposición, no reparan sobre los desastrosos resultados que traería la guerra civil que ellos están prohijando, ni les dan mente a las palabras del agente de la CIA Juan Guaidó, cuando declara: “para nosotros, los muertos no son costo, son inversión al futuro”. Tampoco, pueden analizar, que es un insulto a toda América Latina las declaraciones del bestial asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, cuando alude, que Venezuela es un país de su hemisferio y que “tener un hemisferio completamente democrático” ha sido “el objetivo de todos los presidentes de EE.UU. desde Ronald Reagan”. Esos dominicanos y la oposición venezolana, por el grado de ignorancia y desamor a su patria, no pueden razonar, que John Bolton está aplicando el colonialismo contenido en la Doctrina Monroe.  En este contexto, los dominicanos aludidos y los empresarios de la rancia oligarquía criolla se han olvidado de lo mucho que ellos y el país en general se han beneficiado con el precio preferencial del petróleo venezolano, a través de Petrocaribe.  En esa ingratitud, los dominicanos que se han beneficiado con el petróleo venezolano, no se dan cuenta, que adversando a Maduro y a la revolución chavista, se están alineando con un imperio que solo busca recolonizar a nuestra América para apropiarse de los inmensos recursos naturales depositados en esa región del planeta.

Resumiendo

A-Atónitos, hemos estado viendo las frenéticas autoritarias declaraciones y acciones de los más altos representantes del imperio tendentes a derrocar al presidente Maduro por la vía de la violencia armada y psicológica.  Esta guerra se inició cuando se planificó derrocar a Chávez con una robusta y perversa operación psicológica y mediática que buscó en todo tiempo desacreditar y socavar la credibilidad de ese líder, y desestabilizar y deslegitimar las instituciones venezolanas.  Esa operación no ha cesado desde entonces. Casi 15 años después, muerto Chávez, el imperio persiste en eliminar el chavismo a sangre y fuego, al precio que sea.

B-En esta guerra ya no se ocultan las verdaderas intenciones.  El imperio no quiere una salida pacifica ni constitucional al problema que ellos han creado en Venezuela, cosa que han demostrado en varias ocasiones. Lo manifestaron en la Republica Dominicana, cuando ya estando la oposición lista para firmar los acuerdos de entendimiento entre el gobierno de Maduro y la oposición, en ese mismo instante, Juan Manuel Santos, siguiendo instrucciones de Rex Tillerson, a la sazón Secretario de Estado del imperio, ordenó a la oposición no firmar esos acuerdos. En esa ocasión, Julio Borges fue quien tomó el teléfono.

C- Posteriormente, para derrocar a Maduro se ha seguido el libreto de las guerras de cuarta y quinta generación, que ya usaron para derrocar a Salvador Allende y a otros gobernantes no genuflexos.  Estas guerras (ya lo hemos dicho), comprenden la guerra psicológica, la guerra mediática, los bloqueos económicos, comerciales y financieros para mediante el desabastecimiento crear el mayor sufrimiento y desesperación en la población, con lo que se crean las condiciones para que el pueblo se agote, flaquee, y se rinda ante un enemigo supremamente poderoso y malévolo.

D-En esta reflexión, para llegar a conclusiones ciertas, es de lugar “atar cabos” con las muchas acciones y las declaraciones que emiten sobre Venezuela los sucesivos presidentes del imperio y sus mas encumbrados funcionarios.  Busch hijo tachó de dictador a Chávez, y en abril de 2002, intentó derrocarlo mediante un golpe de Estado. En 2015 Obama emite una orden ejecutiva declarando a Venezuela como una “amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y política exterior de los EE.UU.”.  En febrero de 2019 el arrogante John Bolton declara: “Estamos en conversaciones con las principales corporaciones estadounidenses. Estamos buscando el mismo resultado… Habría una gran diferencia para la economía de Estados Unidos si las empresas petroleras estadounidenses pudieran realmente invertir y producir el petróleo en Venezuela”. Venezuela (continua Bolton), es un país de nuestro hemisferio, y tener un hemisferio completamente democrático ha sido el objetivo de todos los presidentes de EE.UU. desde Ronald Reagan.  Estados Unidos (plantea Bolton), busca crear una coalición tan grande como sea posible para reemplazar al presidente Nicolás Maduro, pero de no lograrlo, lo haríamos sin el apoyo internacional.  Advertimos a los bancos extranjeros y a otras instituciones financieras que enfrentarán sanciones de Estados Unidos por transacciones “ilegítimas” que beneficien al presidente venezolano Nicolás Maduro y su grupo.  Reemplazaremos a Maduro, con o sin el apoyo internacional”.

E- Otras declaraciones a tenerse en cuenta, son las emitidas por Donald Trump:  “Venezuela (dice Trump), es el país donde deberíamos hacer la guerra. Ellos tienen todo ese petróleo y están en nuestra puerta trasera. No entiendo por qué no estamos considerando una guerra con Venezuela. Los días del socialismo y el comunismo están contados no sólo en Venezuela, sino en Nicaragua y Cuba también.  Erradicaré el socialismo en toda América.  Para resolver la situación en Venezuela, todas las opciones están sobre la mesa. 

Conclusión

A-La conclusión final ante todo lo expuesto es, que el imperio, frente a la imposibilidad de derrotar políticamente al chavismo (no han podio ni pueden mediante elecciones), por esa causa, han asumido la violencia, las guerras, el cerco y asfixia económica, comercial y financiera, para provocar una implosión interna, y todo tipo de violaciones al derecho internacional para derrocar a un gobierno que se ha planteado ser soberano, democrático e independiente, y en consecuencia, no permitir que sus recursos naturales sean saqueados, y que sus decisiones políticas, sociales y económicas sean dictadas por un imperio asociado a otros imperios para dominarla y saquearla.

B-Señores, el imperialismo es capaz de todos los abusos, y decir que no descarta introducir sanciones contra terceros países que negocian con Venezuela, es erigirse en una dictadura mundial.  Un país que imponga sus leyes más allá de sus fronteras, es un imperio. Pero todo es hasta un día, como le sucedió a Roma. Ese día será, cuando todos los pueblos latinoamericanos, unidos como un solo hombre, sean capaces de luchar para romper el maleficio que reza: “Los EE.UU. de Norteamérica parecen destinados por la providencia para plagar la América de miserias en nombre de la libertad”.

C- Definitivamente hay que comprender, que “Maduro está luchando para que Venezuela no sea una colonia del imperio; que si Maduro fuera un dictador, el imperio no intentaría derrocarlo, porque ellos simpatizan con las dictaduras; y que el imperio, hoy por hoy, es una dictadura mundial, que tiene el tupé de decir, que la dictadura es la de Maduro.

Finalmente, a mis lectores les dejo la palabra, para que cada quien llegue a sus propias conclusiones, y que los verdaderos demócratas, todos juntos, les hagamos entender a las elites imperialistas estadounidenses y europeas, que es hora de rectificar sus políticas de dominación y saqueo, si no queremos para el mundo una Tercera Guerra Mundial, y para los Estados Unidos, un fin semejante al que sufrió la Roma de los cesares imperialistas.